Arquitectura de barcelona
Playa de Barcelona
18, Septiembre d 2014 
La Fundación Antoni Tàpies está situada en el Ensanche de Barcelona.
Arquitectura
Atracciones
Eventos
Otras guias

Fundación Antoni Tàpies

Antoni Tàpies nació en Barcelona en el año 1923. Su familia tenía una rica tradición editorial y librera. Además era la típica familia de la burguesía catalana con motivaciones y ambiciones culturales.

Esta herencia familiar sin duda influyó en el hecho que Tàpies, ya desde muy joven, se interesara por la literatura y la lectura y posteriormente por el dibujo y la pintura. Dejó sus estudios de Derecho para dedicarse a su verdadera pasión, al arte, o mejor dicho las artes plásticas en sentido más amplio del término y en especial la pintura. En la década de los años cuarenta ya exponía sus obras. Desde el inicio de su carrera destacaba en el panorama artístico nacional e internacional.

Sin las aportaciones de Antoni Tàpies seria prácticamente imposible entender la evolución del arte abstracto del siglo XX

Entre estas aportaciones sobresalen cuatro: la investigación y utilización de nuevos materiales ajenos al panorama plástico del momento, la investigación y el desarrollo de texturas, la creación de un universo estético y discursivo propio y coherente desde la década de los años 50 y su particular interés por las culturas orientales.

Algunos de los cuadros de Tàpies se caracterizan porque se salen del lienzo y alcanzan las tres dimensiones. En ellos confluyen texturas, nuevos materiales (tierra, polvo, alambre, goma espuma, aerosoles, madera, metal....) y materiales convencionales. La pintura matérica de Tàpies es una parte fundamental de su obra: el artista quiere que sus obras tengan el suficiente poder como para transformar nuestro interior.

Su evolución pictórica es riquísima, adquiere elementos del arte povera, e introduce objetos en su obra plástica a los que transforma con su propio lenguaje.

En los últimos años el artista ha reflexionado especialmente sobre el dolor, tanto físico como espiritual. Muy influido por la cultura budista, entiende el dolor como parte integrante de la existencia, y considera que el conocimiento del mismo puede suavizar sus efectos.

Tàpies casi desde el principio ha trabajado mucho su obra gráfica, haciendo a veces carpetas y libros en colaboración con poetas y escritores

La Fundación Tàpies se creo en 1984 y en junio de 1999 se instaló en un edificio muy peculiar del Barrio del Ensanche Barcelonés. En su momento fue la sede de la antigua editorial Montaner y Simón, obra del arquitecto modernista Lluís Doménech y Montaner. Fue construido entre los años 1881 y 1885 y fue de los primeros edificios que integró la tipologia industrial, sobre todo el ladrillo y el hierro, en el centro urbano. Fue rehabilitado por los arquitectos Roser Amadó y Lluís Doménech Girbau.

La Fundación tiene como objetivo, investigar y promover el estudio y el desarrollo del arte moderno. Tiene una buenísima biblioteca, el mejor archivo que existe sobre Tàpies y además organiza exposiciones temporales y edita publicaciones.

La colección de la Fundación Antoni Tàpies está formada básicamente por donaciones del propio artista y de Teresa Tàpies. Sin embargo también hay algunas obras consideradas excepcionales que han sido donaciones de otras personas. Destacan Ocre-gris sobre marrón de 1962 y el panel de cerámica Trespeus (Trébede) de 1985 que esta instalado en la terraza.

La colección es muy completa, cubre todas las etapas de la obra del artista, y como continua recibiendo donaciones está en constante evolución. Es una visita obligada para todas las personas que quieran dejarse seducir por un universo creativo único.