Arquitectura de barcelona
Playa de Barcelona
20, Abril d 2014 
El Museu Picasso fue fundado por el artista y su amigo Jaume Sabartés.
Arquitectura
Atracciones
Eventos
Otras guias
Situado en plena ciudad condal, el Museu Picasso es un referente internacional por ser el que más obras cobija de la juventud del artista. En él se recoge unas 3600 obras de Picasso que fueron donadas por él mismo en 1970, y que nos muestran su época de formación y aprendizaje. Aunque el museo ya contaba con el núcleo original de obras de Picasso que fueron donadas por su amigo Jaume Sabartés y con el cual se originó el museo.

Este museo se diferencia de su homónimo en Málaga, en que el de Barcelona reune toda la obra pictórica correspondiente a sus años de aprendizaje pictórico, mientras que el malagueño comprende obras de su periodo cubista y no hay tantas referencias a sus primeros trabajos.
El museo se fundó como una idea surgida de Picasso y su amigo Jaume Sabartés, como regalo de agradecimiento a una ciudad a la que estaba estrechamente ligado el artista.

Una de las partes importantes de la colección es la cantidad de obras que posee el museo de la época en que Picasso conoció a Olga Koklova, en 1917, periodo en el cual el artista volvió a residir en la ciudad. El museo cuenta con una completa colección de obras hasta la época azul, momento en el cual, en 1904, Picasso se marcha a París.

La relación del pintor malagueño con Barcelona, comienza en 1895, cuando su familia se traslada a la ciudad condal, y este inicia su proceso de aprendizaje en la Escuela de Bellas Artes de  Llotja. De estos años nos encontramos paisajes de la playa de la Barceloneta, de la Ciudatella...ambientes urbanos de la ciudad de Barcelona que Picasso plasmó como parte de su iniciación artística.

Picasso no se establecía por mucho tiempo en ningún lugar, su familia seguía visitando Málaga durante los veranos y él pasó unos años entre Málaga y Madrid, para finalmente regresar a Barcelona en 1899 e integrarse en la vanguardia catalana. Es entonces cuando se abre la taberna Els Quatre Gats, que servía de punto de encuentro para artistas y literatos. Por aquel entonces la obra de Pablo Picasso estaba dominada por la figura humana y en especial por el retrato. Muchos de los retratados eran sus amigos.  Aquí es donde Picasso realiza su primera exposición en solitario, en la taberna Els Quatre Gats.

Posteriormente se instalaría en París aunque las visitas a la ciudad condal se seguirían continuando.

A la muerte de su amigo Sabartés, Picasso se compromete a rendirle homenaje donando desde ese momento y hasta el final de su vida un ejemplar de cada obra grabada que produzca.
También es muy relevante la colección de grabados que posee el museo, así como de litografías, en total suman unas 1500 estampas,muchas de las cuales fueron una donación de Jaume Sabartés.

A la muerte de Sabartés en 1968, Picasso entrega al museo 58 cuadros sobre las Meninas y el retrato que realizó de Sabartés.

En 1970, es cuando Picasso dona las 920 obras que enriquecen el museo.

Al morir Picasso en 1982, su viuda dona al museo parte de las obras en cerámica del artista, completando así la diversidad de la colección, junto con 117 grabados más.

El museo se ha ido nutriendo a lo largo de los años de diversas donaciones privadas.

Muchos se sorprenden al visitar este museo de los primero dibujos y obras del artista, ya que quedaban muy lejos del movimiento cubista que posteriormente le haría famoso, las obras de su juventud son de tintes realistas, la época, rosa, la época azul...las interpretaciones de las Meninas de Velázquez... van anunciando la evolución de tan genial pintor.

El Museu Picasso gira en torno a la exposición permanente de las obras que lo constituyen y por otra parte a las exposiciones temporales, dedicadas a presentar y profundizar en aspectos de la obra picassiana, así como el los movimientos y artistas que comprendieron las vanguardias artísticas del primer cuarto del siglo XX.

El museo también organiza esporádicamente seminarios y conferencias sobre Picasso o sobre temas museológicos de interés que suelen congregar a especialistas de todo el mundo.

El museo cuenta con biblioteca, sala de actos, cafetería-restaurante, terrazas al aire libre, y diversos espacios públicos del museo...todos ellos pueden ser alquilados para diversos fines culturales. Otra de las opciones que nos ofrece el museo es contratar visitas a puerta cerrada al museo.

En la actualidad el museo consta de seis edificios del siglo XIII con una superficie total de 10,628 m².
El lugar en el que el museo se emplaza tiene su propia historia. Es el Palacio de Aguilar, edificio del siglo XIII, que fue comprado por el Ayuntamiento de Barcelona en 1953, y en cuyo interior se encontraron pinturas de la época que hoy se exhiben en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. La ampliación del museo se ha realizado adhesionando los edificios colindantes todos del siglo XIII.